Jery felicita al GRUPO ALMA -Compañía de Danza Integradora- por participar en el VII FESTIVAL INTERNACIONAL DE DANZAS FOLCLÓRICAS “QUINTERO UNE FRONTERAS, realizado en Quintero Valparaiso, Chile (los días 3 al 10 de abril de 2016) y comparte los testimonios de tres de las bailarinas con toda la COMUNIDAD JERY.

 

Es un orgullo para nosotros que nuestras sillas hayan "bailado" al compás de artistas de gran talento, que representan a nuestro país de una forma tan brillante como ellos siempre nos tienen acostumbrados. Por esto acompañamos al GRUPO ALMA, que hace trascender nuestro espíritu a través de su danza y queremos difundir su exitosa actuación en el Primer Festival Inclusivo, organizado por el Grupo Folclórico Danza Nuestra con la Corporación Agradis (Agrupación de Amigos de Discapacitados).

 

Agradecemos a Aixa Di Salvo, Luciana Galván y María José Benítez Coll por compartir sus experiencias con las sillas JERY, transmitiendo mediante relatos cargados de emoción y amor a la vida, su forma de encarar las dificultades, de sanarse mediante el arte y por inspirarnos a todos a cumplir nuestros sueños. 

 

 

 

El “GRUPO ALMA”, primera Compañía de Danza Integradora de Argentina, pionero en esta modalidad de la danza, fundado y dirigido por Susana González Gonz, integra en la escena a bailarines con y sin discapacidad, desde la convicción que todo ser humano cualquiera sea su condición, puede desplegar sus alas y hacer volar sus sueños, ofreciendo a la sociedad el aporte de sus búsquedas artísticas.

 

"Danza Integradora" es una modalidad de la danza al alcance de todos, que hace realidad el concepto de inclusión, integración y diversidad. Reúne e integra a personas con y sin discapacidad de distintas edades y jerarquías, bailarines con todas las posibilidades con otros con marcadas limitaciones, celebrando la vida, desde un aprendizaje conjunto de las diferencias. A través de lo individual y lo social, integra el plano físico, mental y espiritual apostando a la diversidad cultural, desde un concepto amplio de salud, una educación liberadora y un arte sin barreras.

 

VII FESTIVAL INTERNACIONAL DE DANZAS FOLCLÓRICAS “QUINTERO UNE FRONTERAS” – CHILE

 

Primer Festival Inclusivo realizado en Quintero Valparaiso, Chile, organizado por el Grupo Folclórico Danza Nuestra con la Corporación Agradis (Agrupación de Amigos de Discapacitados).

 

Regresamos de Chile con la inmensa felicidad de haber abierto nuevos caminos en la inclusión y la diversidad, desandando prejuicios y sensibilizando corazones. Por primera vez este Encuentro Internacional fue Inclusivo, por haber contado con la participación especial del "Grupo Alma Compañía Danza Integradora" conformado por ocho bailarines, de los cuales tres se encuentran en silla de ruedas.

 

Fuimos muy reconocidos y altamente valorados por las delegaciones de Chile, Brasil, Costa Rica, Colombia, Ecuador, México y Argentina. Nuestras composiciones coreográficas de Folclore y Tango "Aires de mi Tierra "y "Tangos a flor de Piel" fueron presentadas en escuelas primarias y secundarias  en plazas, calles y salones en las Comunidades de Quintero, Ventanas y Olmué, recibiendo siempre el aplauso emocionado del más diverso público. Hermoso encuentro de danza, alegría, respeto, camaradería y mucho amor, unión entre países latinoamericanos afianzando los lazos que nos hermanan.

 

Susana González Gonz -especialmente invitada para fomentar el trabajo de la Danza Integradora con personas con discapacidad- viajó tres días antes del comienzo del Festival, asesorando sobre la accesibilidad en discapacidad. Presentó el proyecto "Todos Podemos Bailar" y Taller de "Danza Integradora" en la Universidad de Valparaiso, Chile, Facultad de Medicina, y en Agradis en Quintero.

 

La compañía está integrada por ocho bailarines: Aixa Di Salvo, Luciana Galván, María José Benítez Coll, Matías Ramirez, Josefina Reyes, Daniel Catebra, Macarena Higueras y Priscila Peralta. Asistente de dirección: Cecilia Zenobi.

Susana González Gonz

-Fundadora, directora y coreógrafa del “Grupo Alma Compañía Danza Integradora”-

http://www.danzaintegradora.com.ar/ 

 

Compartimos las experiencias de Aixa Di Salvo, Luciana Galván y María José Benítez Coll con sus sillas JERY:

 

 

Parados de izq. a der.: Matías Ramirez, Josefina Reyes, Daniel Catebra.
Centro: Macarena Higueras y Priscila Peralta.
Sillas: Luciana Galvan, Aixa Di Salvo y María José Benítez Coll.

 

 

Mi nombre es Aixa Di Salvo. Tengo 28 años, soy de San Miguel, Bs.As, bailarina del “Grupo Alma Compañía Danza Integradora”, dirigido por Susana González Gonz.

Hace 15 años soy usuaria de silla de ruedas, producto de un accidente.

Mis experiencias con mi silla JERY son las más locas y divertidas. Es mi cómplice de danzas y andanzas. Tanto para la vida cotidiana  como para la vida artística. Lo primero que me llamó la atención fue el diseño, su estética la hace ser única. Mi postura cambió a comparación de otras sillas que he tenido. Me siento muy cómoda en ella. Es dinámica, liviana y resistente. Nieve, pasto, arena, salinas…  de todo hemos probado y me permite manejarme con total libertad.

Como bailarina compartimos muchos escenarios. Doble orgullo representar a nuestro país en Rusia, Brasil y Chile, con el Tango y Folklore argentino y además con una silla producto nacional.

En nuestra obra “¿Quién es Quién?” la silla de ruedas cumple un rol fundamental. Al ser tan resistente nos ha permitido realizar cuadros acrobáticos, donde no sólo una persona puede estar sobre ella, ¡sino hasta tres! Nos brinda infinitas posibilidades de probar hasta las cosas más arriesgadas que se nos puedan ocurrir.

Es parte de mí desde que comencé a usarla. Ya no siento dos cuerpos por separado, juntas somos una. Me posibilita a hacer todo lo que quiero, salidas con amigos, reuniones familiares, recitales, vacaciones y lo más lindo de todo, a realizar mis sueños.

Aixa Di Salvo

 

Soy Luciana Galván. Tengo 33 años y desde hace cuatro que uso silla de ruedas.

Hago investigación en una universidad pública, doy clases en escuela secundaria y soy integrante del “Grupo Alma Compañía Danza Integradora”.

Siempre tuve una vida muy activa, de viajes y actividad física. Practicaba acrobacias en tela y un día en un entrenamiento me caí y sufrí una lesión medular. Pensé que todo lo relacionado al movimiento para mí se había acabado. Pero no fue así. Sigo viajando y ahora además de trabajar de lo que me gusta, soy bailarina.

La silla de ruedas JERY -su calidad, confort y versatilidad resultan fundamentales para poder realizar todas estas actividades y sentirme confiada cuando las hago. Para quienes somos usuarios de sillas de ruedas es muy gratificante saber que hay personas trabajando para cubrir nuestras necesidades de movilidad y a partir de ellas abrir nuevos caminos, superando las limitaciones, corriendo el límite siempre un poquito más allá.

Luciana Galván

 

Soy María José Benítez Coll. Hace casi 10 años tuve un accidente, por el cual quedé con una paraplejía completa. En mi primer año con cuerpo nuevo pasé por varias sillas de ruedas: desde una respiratoria (como si estuviera en un coche semi cama), una silla a motor, hasta las clásicas sillas viejas de Centro de Rehabilitación, en donde entraba dos veces. Cuando pedí mi primera silla a la Obra Social, sin conocer calidades, no difería mucho de lo que venía usando, sólo que era nueva.

Al ir ganando independencia y más movilidad del cuerpo me asesoré bien y compré mi silla JERY.

Ya llevo 9 años sintiendo que la silla no sólo es un medio para transportarme, sino parte de mi cuerpo… tanto que me animé a hacer lo que más amaba: ¡bailar!

Hace 8 años que formo parte de los Talleres de Danza Integradora que dirige Susana Gonzalez Gonz y hoy soy una de las bailarinas del “Grupo Alma Compañía Danza Integradora”.

Junto a mi silla vivo ensayos, viajes y escenarios, sin dejar de trabajar, de ser madre y esposa.

Mi silla y yo somos inseparables porque en ella me siento estable y segura para continuar desafiando la vida.

María José Benítez Coll